fbpx

No hay rentabilidad sin Riesgo

Comúnmente al comenzar a invetir las personas comenten el error de solo perseguir la mayor rentabilidad posible, sin ser conscientes de la relación que existe entre la rentabilidad y el riesgo.

Al invertir es importante saber que se nos paga por el riesgo que asumimos, así que a mayor rentabilidad lo común es que se tenga mayor riesgo.

En ese sentido, es definitivamente un error solo perseguir mayor tasa sin ser conscientes de los riesgos que tomamos.

La relación riesgo rentabilidad

Según el tipo de inversión o de producto en el que se invierte, se tendrá cierto nivel de rentabilidad, y vinculado a este cierto nivel de riesgo, que podría representarse en una gráfica como la siguiente

imagenriesgorentabilidad

Necesariamente esta relación no es lineal como se presenta en la imagen, más bien la misma se utiliza para representar y poder explicar de forma sencilla dicha relación.

En la gráfica se presentan diferentes tipos de inversiones, o lo que podríamos llamar diferentes clases de activos. En este caso:

  • Efectivo: Que podrían ser certificados de depósito a muy corto plazo (30 días por ejemplo)
  • Renta Fija (Bonos): Tales como bonos de gobierno o banco central de tu país.
  • Bienes Raíces: Que sería por ejemplo apartamentos, casas, locales, o solares/terrenos.
  • Acciones: Donde somos propietarios de una parte de una compañía.

Como podemos ver, cada tipo o clase de activo presenta cierto nivel de rentabilidad (medido en la línea de las X que indica “Rentabilidad”) y mientras mayor sea esta el activo se colocará más arriba en este eje. De igual forma, esto implica mayor riesgo (medido en la línea horizontal que indica “Riesgo”), en cuyo caso mientras mayor sea, el activo se colocará más a la derecha.

La idea aquí es presentar que:

Si algo nos ofrece mayor retorno… definitivamente tendrá mayor riesgo”

Es decir, que si una inversión nos ofrece mayor retorno, definitivamente tendrá mayor riesgo, y en este caso no debemos tomar la decisión de poner nuestro dinero en la misma hasta que no entendamos cuáles son esos riesgos.

Qué es el riesgo

Es importante investigar qué tipos de riesgos estamos asumiendo al realizar nuestras inversiones. Ahora, ¿cuáles son estos riesgos? Todo dependerá del producto o instrumento en el que se está invirtiendo, es necesario investigar en detalle el mismo.

Contrario a lo que se cree, el riesgo no es solo la posibilidad de perder la inversión, aunque este es uno de los que deben considerarse. Al referirnos a riesgo en las inversiones, hablamos de la probabilidad de que el retorno sea menor al esperado. Está más relacionado con la incertibumbre.

Existen diferentes tipos de riesgos que debemos valorar al invertir, entre los más comunes.

  • Riesgo del mercado. Se presenta en las variaciones de precio de la inversión, por las fluctuaciones internas del mercado de referencia. Por ej. El mercado de valores es más volátil (sus precios fluctúan más frecuente y fuertemente) que el mercado de bienes raíces.
  • Riesgo del emisor. Viene dado por el riesgo de que la entidad que ha emitido el título (la institución o país en la que estamos invirtiendo finalmente) no pudiese cumplir sus obligaciones de pago.
  • Riesgo de liquidez. Este tiene que ver con la facilidad y/o rapidez con la que podríamos transformar nuestra inversión en dinero sin pérdida de valor.
  • Riesgo de devaluación. Se presenta al invertir en productos de monedas débiles, que puedan sufrir una fuerte devaluación frente a monedas fuertes como el euro, dólar EEUU o yen.

Dependiendo de la inversión, esta podría verse afectada por uno más de los riesgos anteriores, así como otros riesgos inherentes y específicos de la misma, por ejemplo: riesgo de desastres naturales, riesgo de inflación, políticas monetarias, cambio en regulación de impuestos o del sector, etc.

Qué hacer

El que existan estos riesgos no quiere decir que no debemos invertir, pues al final

no hay rentabilidad sin riesgo

Lo importante es saber identificarlos correctamente y no solo mirar el retorno de una inversión.

De igual forma, existen técnicas para poder reducir los riesgos, como es la diversificación; esto es, distribuir nuestras inversiones a través de diferentes tipos de activos correctamente, lo que tiene el efecto de mejorar la relación riesgo-rentabilidad de tus inversiones.


[su_note note_color=»#b2dff0″]

En mi curso en línea “Asegura tu futuro invirtiendo correctamente” explico cómo se puede diversificar correctamente, logrando mejorar la relación riesgo-rentabilidad.

Regístrate AQUI y obtén acceso GRATIS de inmediato al

En este conocerás el impacto que tiene invertir en el crecimiento de tu dinero, cómo dividirlo antes de hacerlo, cómo diversificar correctamente, entre otros puntos que te ayudarán a tomar mejores decisiones y crear bienestar para ti y los tuyos.[/su_note]


RAMON LIRANZO

Email: [email protected]
Twitter: @YoPuedoInvertir
Facebook: YoPuedoInvertir
YouTube: YoPuedoInvertir
Más artículos de Ramón Liranzo

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿CONOCES TU PERSONALIDAD FINANCIERA?

Hacerlo te permitirá
elevar tus finanzas al próximo nivel

DESCÚBRELA AQUÍ - TOMA EL TEST
close-link