fbpx

Evita estos 7 errores al invertir en la bolsa de valores

[dropcap]I[/dropcap]nvertir en la bolsa de valores involucra la posibilidad de cometer errores que al final se traducen en pérdida de dinero y tiempo. Conoce estos 7 que cometí para que puedas evitarlos.

He comentado anteriormente que considero para invertir, e incluso para participar en la bolsa de valores global, no se necesita ser de la NASA, ni poseer ninguna cualidad sobrehumana; sin embargo sí tenemos que saber lo que hacemos, educarnos, ir paso a paso y solo invertir en lo que entendemos.

De igual forma, otra buena estrategia es aprender de los errores de los demás. En sentido, en este artículo les presento los 7 principales errores cometí al iniciar mis inversiones en el mercado de valores, esperando que mi experiencia les sirva para evitarlos.

1. No diversificar. Invertir demasiado en uno o pocos activos.

En otros artículos hablaré más ampliamente sobre la diversificación, concepto que va más allá de tener muchas acciones o productos diferentes. Sin embargo, en este caso específico me refiero al error básico y muy común que también cometí en mis inicios; poner demasiado dinero en una o muy pocas acciones o activos.

Regularmente no recomiendo tener acciones individuales, entiendo son solo para aquellos inversionistas avanzados y/o expertos. Y aún para estos no recomendaría tener más de 5% de su dinero en cada acción individual. Esto lo aprendí al perder más del 50% de mi portafolio de acciones individuales cuando una sola compañía cayó más de 80% en cuestión de semanas.

Por suerte, el monto que dediqué en ese momento para comprar acciones individuales no era una proporción grande del total de mi capital. Me limité a tener solo 10% del total en ellas. Sin embargo, perdí la mitad de ese 10% por una sola acción en la que invertí demasiado, tomándome años recuperar dicha pérdida.

No tenga todos los huevos en una sola canasta.

En general, existen muchos productos, además de las acciones individuales, donde podemos invertir de forma más segura, con menos fluctuación y con mejor relación rentabilidad riesgo. Pero aún con estos debemos tener un portafolio bien diversificado en diferentes monedas, tipos de activos, mercados, países e industrias.

En general, actualmente tengo como regla no mantener más del 30% de mi dinero en ningún producto, activo, empresa o inversión en particular (incluyendo certificados financieros de depósito).

2. “Sobretransaccionar”: comprar y vender más frecuente de lo necesario

En mis inicios como inversionista de la bolsa, al igual que muchos estaba más pendiente de los movimientos de las acciones de lo que debía, lo que me llevó a comprar y vender más frecuentemente de lo necesario. Al no planificar mis transacciones terminé gastando mucho dinero en comisiones por transacciones.

En general, la compra de un producto debe responder a un objetivo claro, con un tiempo definido. Por igual, la venta de dicho activo o producto debe estar motivado por razones muy claras, mejor aún si estas están definidas en reglas escritas que podamos consultar al sentirnos tentados a vender.

Debemos estar conscientes de que cada transacción que realizamos tiene un costo, y debemos evaluar dicho costo vs. el monto que estamos comprando y vendiendo.

[su_note note_color=»#b2dff0″]Un ejemplo ilustrativo: Si nuestro costo de compra (comisión por transacción) es de $9.00 y nuestra acción cuesta $100.00, comprar una sola acción significa que estamos invirtiendo $109.00 en ella, por lo que necesitaremos un rendimiento de 18% solo para poder recuperar la inversión, ya que al venderla se nos cobrará también $9.00.[/su_note]

3. Dejar que las emociones definan las decisiones.

Este quizás es uno de los errores más comunes y más subestimado, pues todos pensamos no nos pasará.

El mercado de valores es toda una montaña rusa. Si solo vemos las fluctuaciones diarias, semanales, o incluso mensuales, es muy probable que tomemos malas decisiones, guiadas solo por las emociones que estas fluctuaciones nos producen.

Ciertamente es muy fuerte ver disminuir nuestro capital invertido en un 5%, 10% o 15% en un solo día. Aunque esto no es frecuente puede, ha sucedido y sucederá. En 2008 el índice SP500 (Standard & Poor 500), compuesto por las 500 principales empresas de EEUU y utilizado como parámetro para medir dicho mercado, perdió un 38.5%.

Es de vital importancia tener un plan bien claro que considere y mitigue las fluctuaciones de los activos en que invertimos, y nos permita evitar tomar decisiones incorrectas frente a las fuertes emociones que producen.

4. Especular: tratar de hacer dinero solo comprando y vendiendo activos.

Esto es lo que la mayoría de las personas entiende por invertir en la bolsa de valores. Aunque ciertas personas, a quienes en la industria se les llama “traders”, hacen esto para vivir, esto no es invertir en la bolsa, ni es necesariamente lo que la mayoría hace.

Todos iniciamos con este concepto erróneo, pensando que esta es la forma de invertir y que es fácil de hacer. Y aunque de repente podemos tener ciertos golpes de suerte y hacer dinero con esta estrategia, hacerlo consistentemente es increíblemente difícil y requiere de mucho esfuerzo, conocimiento y sobre todo disciplina. Al final, la gran mayoría termina perdiendo dinero.

Si usted desea hacer dinero comprando y vendiendo activos debe tener claro que tendrá que convertirse en un profesional del “trading”, dedicar mucho tiempo, dinero y esfuerzo en educarse, y luego difícilmente podrá hacerlo de forma parcial o medio tiempo.
Las únicas personas que conozco que logran hacer dinero con este esquema son profesionales y hacen esto como forma de vida.

Al final, no recomendaria hacer “trading”, es una estrategia dificil de implementar y que involucra mucho riesgo. Comprar y vender activos o acciones para generar ganancia no es más que especular y está muy distante de la finalidad de este blog que es educar en inversión.

5. No tener claro los objetivos. ¿para qué invertimos?

Es común escuchar a muchos hablar de sus inversiones, o de que deberían comenzar a invertir, sin embargo, al preguntarles ¿para qué?, sorprendentemente muy pocos pueden responder. Esto se debe a que no tienen claros sus objetivos de inversión, una de las razones más importantes por las que tomé malas decisiones al inicio.

“Quien no sabe hacia dónde va… ya llegó”.

Es muy diferente invertir para el retiro a hacerlo para nuestras próximas vacaciones de verano. El tener claro el objetivo de cada inversión nos permitirá determinar nuestras expectativas, el tiempo en que esperamos el retorno de la inversión y el nivel de riesgo que podemos asumir; estos son elementos básicos para poder seleccionar los productos o activos adecuados.

Tener un plan y unos objetivos claros hace más fácil la toma de decisiones. En general recomendaría tener primero definido los objetivos macro, a más largo plazo, como el retiro o la independencia financiera, y a partir de ahí el resto de las metas y objetivos serán más fáciles de determinar.

6. Mi bróker me asesorará y protegerá de malas decisiones.

Lo único que agradezco de haber tenido un bróker al inicio, es que fue la única forma de sentirme seguro para comenzar a invertir en la bolsa de EEUU. Esto me permitió lanzarme y comenzar a aprender sobre este mundo.

En dicho momento pensé que la relación con mi bróker sería más estrecha. Que me aconsejaría y evitaría que cometiese errores. Así cuando le pedía comprar acciones o productos pensaba que este estaba permitiendo que lo hiciese por qué eran buenas decisiones. De igual forma, entendía que tenía pendiente el monto de dinero que estaba poniendo en cada una para garantizar que estuviese bien diversificado, nada menos cierto.

Debemos tener claro que los brókers solo seguirán nuestras instrucciones sin necesariamente velar por que sean buenas decisiones para nuestras inversiones. No digo que no existan brókers que quizás aconsejen a sus clientes o traten de persuadirlos de malas decisiones, pero en general no es así, este no es su trabajo.

De ahí la importancia de que usted se eduque en cómo tomar mejores decisiones de inversión, y que busque siempre asesoría que no solo le brinde respuestas o una solución, sino que le provea de información y guía para que usted pueda ser mejor inversionista.

Su asesor financiero debe proveerle toda la información requerida para que usted esté convencido de que la decisión que esté tomando es la correcta.

7. Los bonos son como certificados de depósito

Uno de los productos más comunes hoy en día en los mercados locales de América latina son los bonos. Como los mismos hablan de un rendimiento o porcentaje de retorno pensamos que funcionan igual que los certificados de depósito que adquirimos en el banco.

[su_pullquote align=»right»]Al inicio cometí varias veces el error de comprar y vender bonos sin percatarme que al hacerlo estaba incluso perdiendo dinero.[/su_pullquote]

Ya en otro artículo estaré abordando ciertas cosas que debemos tener pendiente para poder invertir en bonos individuales de forma correcta. Para el objetivo de este artículo solo sepamos que al adquirir un bono estamos prestando dinero a la institución que lo ofrece (emite), y por ende debemos por lo menos conocer cierta información básica de dicha institución: su calificación de riesgo, qué hace, cómo está posicionado en la industria donde pertenece, cómo está su solidez financiera y operaciones, cómo se perfila dicha industria hacia el futuro, entre otras.

Al adquirir bonos la forma más simple y segura de garantizar que podremos lograr rendimiento con los mismos es no venderlos. Esto es, esperar que los mismos “maduren”, que no es más que el término utilizado para indicar que esperaremos hasta la fecha en la que la institución indicó nos estará devolviendo el valor del mismo.

Incluso, este valor devuelto no necesariamente será el capital invertido por nosotros en el bono, ya que al momento de adquirirlo quizás tuvimos que pagar más del valor (nominal) por el mismo. Como pueden ver, los bonos no son tan sencillos como los certificados de depósito.

[su_note note_color=»#b2dff0″]Nota: Existen otros productos que quizás sean más adecuados para inversionistas individuales que inician, como son los fondos de inversión, fondos mutuos y/o fondos indexados (o de índices), muchos de los cuales se especializan en el mercado de bonos. Utilizar estos productos permite invertir en una gran cantidad de bonos en una sola transacción, diversificando la inversión y haciendo más fácil el manejo de compra y venta, disminuyendo el riesgo de incurrir en pérdida de dinero por estas transacciones.[/su_note]

En conclusión, antes de invertir en bonos individuales, investigue, edúquese sobre los mismos, busque información y haga todas las preguntas pertinentes a su bróker antes comprarlos. Asegúrese de entender bien cuál es la tasa de retorno real (o efectiva) de dicha inversión y qué pasaría si vende el mismo antes de que “madure”.

¿DESEAS RECIBIR ARTÍCULOS COMO ESTE?
SUSCRÍBETE AQUÍ


RAMON LIRANZO

Email: [email protected]
Twitter: @YoPuedoInvertir
Más artículos de Ramón Liranzo

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 09/02/2022

    […] Evita estos 7 errores al invertir en la bolsa de valores […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿CONOCES TU PERSONALIDAD FINANCIERA?

Hacerlo te permitirá
elevar tus finanzas al próximo nivel

DESCÚBRELA AQUÍ - TOMA EL TEST
close-link