fbpx

No es cuánto ganas, es cuánto guardas

mujerahorrando2
Lograr la independencia financiera, o tener buen manejo de nuestras finanzas, no tiene nada que ver con cuánto ganas, sino más bien con cuánto logras guardar y que tan preparado estás para los imprevistos y el futuro.

Erróneamente muchos piensan que el éxito financiero, o la independencia financiera, son solo posibles para las personas con altos ingresos, sin embargo, es muy común ver personas con aparentes buenas posiciones económicas que sucumben ante el más mínimo imprevisto en sus vidas (quedarse sin trabajo, una crisis económica en su país, una enfermedad con altos costos de tratamiento, etc.).

Este tipo de situaciones evidencia que lo importante no es cuánto dinero generas o ingresas mensualmente, sino cuánto dedicas al ahorro, la planificación de imprevistos, y más importante, a las inversiones o adquisición de bienes que generen riqueza a futuro.

Una de las mejores medidas para evaluar tu situación financiera es calcular tu CAPITAL NETO REAL o Patrimonio. Esto es valorar todos tus bienes (Casa, Vehículo, Efectivo, Dinero en Cuentas, etc.) y restar los balances de todos tus compromisos o préstamos (Préstamo Hipotecario, de Vehículo, Personales, Tarjetas de Crédito, etc.)

Te recomiendo consultar los siguientes artículos donde detallo cómo calcular tu Patrimonio o Capital Neto: 4 Pasos para planificar y mejorar tus finanzas y Evalúa tu situación financiera con este cálculo

Al realizar este ejercicio muchas veces vemos como una persona con “excelente” posición económica podría incluso presentar un balance negativo, siendo dueño solo de deudas, y una persona de ingresos modestos podría disponer de una situación financiera más saludable, por su buen manejo.

[su_pullquote align=»right»]Estaré considerando una tasa de RD$47.00 x US$1.00 para referencia en los cálculos [/su_pullquote]

Es así como una persona con ingresos mensuales altos, por ejemplo de unos RD$300,000.00 (unos US$6,500.00, o US$78,000.00 anuales) que gaste la totalidad del mismo, no dejando espacio para el ahorro y la inversión, estará en una situación muy vulnerable a diferencia de una persona con ingresos modestos que haya integrado el ahorro a su presupuesto, y haya definido un plan de inversión a futuro.

Veamos el impacto de esto con un ejemplo. Imaginemos que Rosa, con ingresos de RD$50,000.00 mensuales (unos US$1,000.00, muy inferiores al caso anterior) ha logrado ahorrar el 15% de su salario mensual (RD$7,500.00 o unos US$150.00 mensuales).

Rosa, luego de acumular su fondo de emergencias (unos 4 a 6 meses de gastos mensuales), ha definido un plan de inversiones que le genera 8% de interés anual, nada fuera de lo común para inversiones a largo plazo, lo más importante es que ha logrado invertir anualmente ese 15% de su salario de forma consistente.

La siguiente gráfica presenta el crecimiento de las inversiones de Rosa en 10 años.

inversion10anosPara mantener los cálculos simples los mismos no consideran inflación, pero de igual forma tampoco consideran los posibles (y esperados) aumentos anuales de ingresos de Rosa.

Como puede verse las inversiones de Rosa han crecido hasta RD$1,318,183.00. Lo que la coloca en una posición más estable y mucho menos vulnerable que una persona con altos ingresos sin ningún ahorro o inversión.

En apariencia la persona con altos ingresos, una casa más grande, un lujoso vehículo y hasta quizás una casa de playa o veraneo, es más estable financieramente; sin embargo si todos estos bienes han sido adquiridos con deudas que deben pagar mensualmente, y no se dispone de un fondo de emergencia y bienes que generen dinero (como las inversiones), la realidad es que Rosa estará en una posición mucho más envidiable.

Ahora bien, lo interesante viene con el tiempo. Luego que Rosa ha integrado a su presupuesto y estilo de vida el ahorro y la inversión, continuar con esta práctica por el resto de su vida, digamos por 30 años, tiene un efecto increíblemente poderoso que presento en la siguiente gráfica.

inversion30anos

Podemos ver cómo mantener el ritmo de sus ahorros e inversiones, más los intereses que han generado las mismas han logrado aumentar su capital invertido a más de RD$10Millones (Más de US$200,000.00).

Pero lo más interesante es cuánto realmente ha tenido que invertir Rosa para lograr este monto, aquí los datos:

De los RD$10,262,573.38 (o US$218,352.62)

  • Rosa ha invertido solo RD$2,700,000.00 (o US$57,446.81)
  • Sus inversiones han generado los RD$7,562,573.38 (o US$160,905.82)

Es decir que más del 73% del monto ha sido generado por sus inversiones, con solo menos del 27% invertido por ella. O lo que es lo mismo, de cada RD$1.00 o US$1.00 al final del periodo, Rosa ha puesto solo 27 centavos y las inversiones le han generado 73 centavos (de 2 veces y media lo que ha invertido)

Cuando el dinero trabaja para ti

Lo anterior demuestra el poder de las inversiones y la reinversión de los ingresos generados por estas en el tiempo. Este efecto es tan poderoso que incluso si Rosa solo invirtiese los 10 primeros años, el dinero reinvertido continuaría trabajando para ella y al final del periodo completo de 30 años lograría acumular más de RD$6Millones (más de US$128,000.00). Esto solo invirtiendo RD$900mil en los primeros 10 años (RD$90mil anuales). La siguiente gráfica presenta este ejercicio.

inversion30anosahorro10

La gráfica demuestra cómo incluso solo invirtiendo por los primeros 10 años, el dinero invertido logra generar más del 85% del capital al final del periodo de 30 años.

Puntos a considerar

Lo que he querido demostrar con este ejercicio es que aún un pequeño monto, ahorrado consistentemente por varios años, puede tener un impacto importante en la generación de riqueza a largo plazo, aún si más adelante no nos es posible continuar ahorrando.

También llamar la atención a que lograr la estabilidad financiera o incluso la independencia financiera no es necesariamente solo para las personas que generan altos ingresos. Es más importante el ahorro y educarse en el manejo del dinero y las inversiones.

A continuación les dejo un listado de puntos a considerar y preguntas que debemos hacernos para evaluar nuestra situación financiera, y para ponernos a pensar sobre la planificación a largo plazo, cosa que muchas veces no hacemos por estar inmersos en el día a día, pero que es de alta importancia por el impacto que tendrán en nuestro bienestar y el de nuestra familia a futuro:

  • Aunque es importante incrementar nuestros ingresos, es más importante lograr integrar el ahorro a nuestro presupuesto mensual e invertir.
  • Aun si tenemos altos ingresos, si no nos preparamos estaremos vulnerables y nunca lograremos la estabilidad financiera a que aspiramos.
  • Si no planificamos para el futuro para crear estabilidad financiera, estaremos poniendo en peligro nuestro futuro y el de nuestra familia.
  • ¿Si el día de mañana perdiera la capacidad de generar los ingresos que hoy genera, por cuánto tiempo podría mantener su estilo de vida actual? ¿Cuánto tiempo podría cumplir sus compromisos básicos mensuales? ¿Cuánto tiempo podría cubrir sus necesidades básicas?
  • Dentro de 20 años, ¿cree que podrá trabajar al mismo ritmo y con la misma fuerza que tiene hoy? ¿Qué tal dentro de 30 años?
  • Dentro de 20 años, ¿Será aún relevante su profesión o sus habilidades?
  • Dentro de 10 años, ¿cree que si queda desempleado podrá reinsertarse rápidamente al mercado laboral? Lamentablemente la posibilidad de conseguir empleo va disminuyendo según avanzamos en edad.
  • De todos los bienes (casa, vehículos, etc.) que posee hoy día, ¿Cuáles realmente le pertenecen? ¿Cuáles le pertenecen al banco? ¿En qué proporción?
  • Si mañana tuviera un imprevisto (se dañó el vehículo, un problema de salud, etc.) ¿Podría disponer del monto de su ingreso mensual sin tener que recurrir a préstamos para cubrir el resto de sus compromisos de ese mes?

Espero que este artículo, estas preguntas y consideraciones les motiven a tomar acción y comiencen a definir el futuro financiero que desean para ustedes y sus familias.

Los siguientes artículos presentan algunas ideas para lograr integrar el ahorro en sus presupuestos mensuales:

¿DESEAS RECIBIR ARTÍCULOS COMO ESTE?
SUSCRÍBETE AQUÍ


RAMON LIRANZO

Email: [email protected]
Twitter: @YoPuedoInvertir
Facebook: YoPuedoInvertir
Más artículos de Ramón Liranzo

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 08/02/2022

    […] No es cuánto ganas, es cuánto guardas […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿CONOCES TU PERSONALIDAD FINANCIERA?

Hacerlo te permitirá
elevar tus finanzas al próximo nivel

DESCÚBRELA AQUÍ - TOMA EL TEST
close-link